Proyecto Manta

08/12/2014

Coastal & Marine

1238391_416736371765115_143960221_n

Cuando llegamos al pequeño poblado de Yelapa, nuestra primera impresión es que realmente habíamos llegado a un paraíso: aguas turquesas fusionadas con diferentes gamas de verdes provenientes de la Sierra Madre. No sabíamos cuál emoción era mayor, si la sorpresa de encontrarnos en semejante lugar o la expectativa de que al día siguiente íbamos a empezar a trabajar con aquellas gigantes que tanto nos apasionan: las mantas. Bajamos rápidamente todo el equipaje de campo y artículos personales, los subimos al hotel y nuestra sorpresa fue aún más, cuando vimos la vista que decoraba las paredes de cada una de las habitaciones, simplemente no podía ser más perfecto que tener tu cama al aire libre con un cuadro de grandes y frondosos árboles acompañados de una que otra palma. Dejamos nuestro equipaje y fuimos a un restaurante en el pueblo.

Caminamos por senderos de cemento, barro y hojarasca, que con el paso de la lluvia del día anterior estaba resbaloso, por lo que optamos por quitarnos los zapatos y empezar esta aventura haciendo mejor contacto con el lugar que nos iba a resguardar por unos cuantos meses. Durante nuestra caminata empezó a llover, y fue muy curioso porque Alfredo, Toño y yo, ya estamos acostumbrados a ver un par de gotas de lluvias unas dos o tres veces al año en Baja California, así que fue muy agradable recordar qué se sentía estar bajo un gran aguacero, y lo mejor de todo, no tener que correr para resguardarnos. Simplemente lo empezamos a disfrutar y sabíamos que esto iba a ser de todos los días, así que lo mejor fue dejarnos llevar por la sensación de frescura rodeados por ese delicioso olor a tierra mojada del bosque tropical. La comida estuvo deliciosa, y contamos con la compañía de los lancheros que nos acompañarán en todo el periodo del proyecto. Empezamos a hablarles sobre el objetivo del proyecto, las actividades que íbamos a realizar, y en qué lugares se iban a llevar a cabo.

ProyectoManta12

Ellos por su parte nos contaron un poco de la historia de la manta gigante en la zona y la relación que ellos como pescadores tienen con ellas. En cierto momento esta relación no fue muy buena ya que las consideraban agresivas porque en varias ocasiones voltearon las pequeñas embarcaciones en las que salían a pescar. Optaron por empezar a matarlas para que no representaran un peligro, sin embargo, llegó el día en que se dieron cuenta que eran seres completamente inofensivos y dejaron de matarlas. Ahora las consideran un gran atractivo turístico y cuando surge la oportunidad de llevar visitantes a observarlas, no pierden ni un segundo. La reunión terminó con mucha calma y obviamente todos muy satisfechos regresamos a nuestros cuartos, recibimos una plática de Josh Stewart, coordinador de este proyecto, sobre las actividades diarias, los formatos que estaremos llenando y cómo debe ser la aproximación a las mantas.

Caía la tarde, y lo mejor que podíamos hacer era ir a la playa que nos había dado la bienvenida. Y es aquí donde cinco mexicanos provenientes de diferentes lugares de la república, un colombiano y un americano, dan comienzo al emocionante PROYECTO MANTA.

DCIM100GOPRO

 

 

_____

Autor: Santiago Domínguez


Copyright © 2016 Gulf of California Marine Program. All Rights Reserved.
Terms & Conditions | Contact Us